Coche eléctrico con control remoto- Mercedes S63 color negro

SKU: HL169 Categoría:

Descripción

El coche eléctrico para niños de la marca Mercedes modelo S63 presenta todo tipo de detalles, es in coche de alta calidad y máximo detalle en los acabados, es un verdadero ejemplar a escala. Cuenta con un gran equipamiento de serie como, por ejemplo,  puerto MP3 para que su hijo pueda escuchar su música favorita, dispone de control de volumen, iluminación LED, entre otras características.  Tiene un diseño perfecto y ofrece una sensación de conducción totalmente realista.

El increíble coche eléctrico para niños cuenta con 2 motores de 35W con una velocidad mínima de 3 (km/hr) y una velocidad máxima de 7,5 (km/hr). Incluye 2 velocidades, marcha adelante y marcha atrás, además incluye un mando control remoto para que los padres puedan llevar el control total del coche.

Este coche tiene una batería de 12V7AH que deberá cargarse con un cargador de 12V1000MA. La duración de la batería dura entre 60 y 90 minutos de funcionamiento ininterrumpido. La carga de la batería dura entre 8/10 horas.

Posee un asiento para un solo niño, botón de encendido y apagado, 2 velocidades, unas dimensiones de 120x70x52 cm y un peso de 16 kg (neto).

Cuenta con el certificado CE para que no dudes ni un segundo de la seguridad y su calidad. Este coche está recomendado para niños de 3-8 años de edad y soporta un peso máximo de 30 kgs.

  • Medidas: 120x70x52 cm
  • Medidas embalaje: 124x61x33 cm
  • Peso GW: 20 kg
  • Peso NW: 16 kg

Características generales Harley Mercedes negro S63

  • Botón de encendido
  • 2 velocidades
  • Puerto MP3
  • Mando control remoto con 4 canales (delante, detrás, derecha e izquierda)
  • Control del volumen de la música
  • Luces LED
  • Marcha atrás y marcha hacia delante
  • Velocidad: 3-7.5 (km/hr)
  • Motor: 35Wx2
  • Batería 12V7AHx1
  • Cargador: 12V1000MA
  • Peso máximo soportado: 30 kgs
  • Edad recomendada: 3-8 años de edad

Conducción sobre superficies blandas

La conducción sobre terrenos blandos limita significativamente la velocidad de los coches eléctricos infantiles. Por ello, es recomendable que los coches a batería se conduzcan sobre superficies pavimentadas. Por supuesto, es posible conducir nuestros coches infantiles sobre césped, pero tenga en cuenta que irán un poco más despacio.